Aquí pueden ver una muestra de ejemplares de mi aviario, a partir de los cuales he logrado pájaros campeones.

Comida y entrega de premios FOCDE en Vic, el 18 de marzo 2012

miércoles, 2 de mayo de 2012

La cría del canario Timbrado.


El periodo de cría comienza en el mes de febrero mes arriba o mes abajo (digo esto porque hay criadores que comienzan antes y otros después) y el primer paso sería elegir a los progenitores. Una vez tengamos claro que macho va con cada hembra procederemos a colocarlos en su jaula correspondiente (Aconsejo que las medidas de la jaula sea como mínimo de 60cm.) separados por el panel opaco de cinco a diez días.

Una vez transcurrido este tiempo procederemos a quitar el panel opaco y pondremos la rejilla y yo personalmente no soy partidario de tener la rejilla x días, sino veo mejor que cuando veamos al macho dar de comer a la hembra entre los barrotes, juntarlos.

Junta la pareja, le pondremos el nido (personalmente prefiero los nidos de interior que los exteriores, son mas higiénicos y la hembra se puede mover mejor) y pelote para que hagan el nido y otra cosa muy importante dar mas hora de luz, (unas doce horas de luz ya es suficiente así entran antes en celo y los pollos de la primera nidada tienen mas hora de alimentación).

Con el nido hecho la llegada del primer huevo es cuestión de días, una vez ponga el primer huevo se lo cambiaremos por uno de plástico y así sucesivamente hasta que ponga el último, este procedimiento tiene como fin que todos los huevos eclosionen a la vez.

La hembra pone normalmente de dos a seis huevos (en algunas hembras sabremos cual es el último huevo porque el color es mas azul). La incubación la lleva ha cabo la hembra en un periodo de trece días, a los siete días cogeremos el nido y procederemos a mirar los huevos si están pisados (es muy sencillo se enciende una linterna y se coge el huevo y se mira al trasluz si se ven oscuro es que están pisados sino están claros) si estuvieran pisados  les dejaremos los huevos y sino le quitaríamos el nido entero. y la dejaremos sin nido durante dos días que se le quite el celo que tiene por incubar.

Si estuvieran pisados a los trece días nacerán los pollos ciegos y con un plumón que desaparece cuando empieza a salir las plumas. A los veinte días aproximadamente saltaran del nido, y a los veinticinco ya empiezan a comer.


Al cabo de treinta días ya podemos trasladar la nidada al voladero.

2 comentarios:

  1. Hola Sergio! Oye muy bien la foto y esperemos que el articulo tenga aceptación.

    SALU2

    Emilio Cárdenas

    ResponderEliminar
  2. Una gran exposición del maestro Emilio, en pocas palabras a explicado el bonito proceso de la reproducción y cría.

    Un saludo

    ResponderEliminar